Noticias de actualidad ciclista

Loading...

miércoles, 10 de octubre de 2007

Oscar Pereiro recibirá su maillot amarillo del Tour 2006 el lunes

El español Óscar Pereiro recibirá el próximo lunes el maillot amarillo que le acredita como el ganador del Tour de Francia de 2006, en una ceremonia que tendrá lugar en Madrid, según informaron hoy los organizadores de la ronda gala.

La ceremonia de entrega del maillot amarillo tendrá lugar a las 16.00 GMT en la sede del Consejo Superior de Deportes en la capital española, señaló el Tour en un comunicado.

De esta forma, la ronda gala atiende a la petición de Pereiro de recibir oficialmente el maillot amarillo del Tour de 2006, en el que fue segundo tras Landis, pero al que se hizo acreedor después de que se demostrara que el estadounidense se dopó con testosterona.

El Tour asegura que admite celebrar esta ceremonia "tras la proclamación de los resultados oficiales por parte de la Unión Ciclista Internacional (UCI)".

Los jueces estadounidenses consideraron a Landis culpable el pasado día 20 y la UCI se apresuró a considerar a Pereiro como ganador del Tour, sin esperar al resultado del recurso interpuesto por el estadounidense ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS).

Prudhomme admitió la decisión de la UCI, pero inicialmente no se mostró favorable a celebrar una ceremonia para entregar el maillot amarillo a Pereiro, porque, afirmó, pretendía pasar página.

Pereiro se convertirá así en el sexto español en ganar el Tour de Francia, tras Federico Martín Bahamontes (1959), Luis Ocaña (1973), Pedro Delgado (1988), Miguel Indurain (1991, 1992, 1993, 1994 y 1995) y Alberto Contador, que lo ganó este año.

¡Por fin de amarillo!

Sí. Ha pasado mucho tiempo pero sienta muy bien. Ya no tengo ningún miedo a ponérmelo.

¿Pidió permiso?

No. Desde que recibí un fax de la UCI (el pasado 21 de septiembre) dándome la enhorabuena por el Tour de Francia de 2006 sé que volverme a poner el maillot amarillo no es una provocación. No tengo por qué esconderme de nada.

¿Cómo fue?

Sabíamos que finalmente iba a ser así. Así que ahora ya puedo chulear y posar con esa prenda. He conseguido algo que no mucha gente ha logrado.

Así lo quiso Floyd Landis cuando se dopó en la etapa de Morzine

Se ha probado que hizo trampas.

¿Ha perdido mucho dinero y contratos por la tardanza?

Me imagino que sí aunque no sabría cuantificar. Hay muchas cosas que no se pueden vender si eres segundo, en cambio si eres el primero...

¿Por qué ha cargado tanto contra la UCI y el Tour y no condenó a un compañero que no hizo bien las cosas?

No soy yo el que debe condenar a Landis. Yo sólo era un actor secundario en todo ese circo que se ha montado. A mí lo que verdaderamente me molestó fue que el Tour y la UCI dijeron que sería "el segundo" el que ganaría el Tour. Nunca mentaron mi nombre, como si les costara reconocer que debía ser el campeón.

¿Qué le diría a Landis si pudiera hablar con él?

Pregunta complicada. No lo sé.

Él luchó hasta el final por su inocencia.

Landis creía que no era culpable y ha llevado su caso hasta las últimas consecuencias. No le entiendo, pero le respeto. Yo actuaría de una manera diferente.

¿Cómo lo haría usted?

Sí a mí me pasara mañana lo admitiría sin ningún problema. Si fuera consciente lo reconocería. Haría como Óscar Camezind. Dio positivo por EPO, supo que se había equivocado y se marchó para su casa. Yo seguiría su camino.

Al menos usted no está en la Operación Puerto.

Alguno me quiso meter de por medio, pero le fue imposible. No he saludado jamás a Eufemiano Fuentes. Es que no corrí en el Kelme. Son golpes de fortuna que te da la vida. Hay casos en la Operación Puerto que son, como dijo Alberto Contador en su día, que estaba "en el lugar inadecuado en el momento menos oportuno".

¡Ah, Alberto Contador! Su triunfo fue explosivo pero tampoco parece haber calado hondo entre la afición al ciclismo. ¿Los tiempos han cambiado para todos?

Se vio involucrado en un Tour demasiado polémico. Se merecía otro trato. Si se lo hubiera llevado hace dos años todo sería diferente. Tiene un carisma increíble, así que espero que el tiempo le devuelva todo lo que se merece.

¿El ciclista es presunto inocente o presunto culpable?

Directamente culpable. Y poco a poco deberá convencer a la opinión pública de que no tiene nada que esconder. Algunos ciclistas son culpables, como Landis, pero no todos somos así. El ejemplo más reciente es el de Paolo Bettini en el Mundial. Le han querido reventar por todos lados sin pruebas, y ahora le quieren engrandecer. Hay mucha hipocresía.

Qué Mundial, ¿no?

Espectacular. Seguro que enganchó a la gente.

Faltó el triunfo español... Samuel Sánchez atacó en bajada y se dice que erró.

A toro pasado... Seguro que Samuel creía que estaba haciendo lo correcto.

Su compañero Alejandro Valverde tampoco llegó en el mejor estado. La persecución por lo de la Operación Puerto, ya sabe...

Si a mí me toca lo que ha pasado él hubiera perdido la cabeza. Pero es un privilegiado y un portento. Volverá a ganar.

Volvamos al Tour. El día que pusieron de líder a Contador coincidió con esas palabras suyas en Pau. Cargó contra todo. ¿Se acuerda?

Estaba muy tocado. Acababan de echar a Michael Rasmussen sin dar positivo y yo llevaba un año sin que reconocieran mi victoria. ¡El ganador del día anterior en el Aubisque no salía a la mañana siguiente! Al final me arrepentí de haber dicho que me daba igual todo y que no esperaba el apoyo de nadie.

Es que todavía andaba medio deprimido, con tanta incertidumbre durante el invierno.

Sólo recuperé la ilusión desde el mes de junio. Era un corredor con la cabeza puesta en otro sitio, con ganas de mandarlo todo al garete.

En el Tour no le fue mal.

Volví a quedar entre los diez primeros y no tuve ningún mal día, así que el de 2007 fue mi Tour más regular.

Lleva un año en blanco...

No he ganado. ¡Bueno! Lo único que he ganado en este 2007 sólo es el Tour de 2006.

Cierto, porque en la Vuelta a España le tocó la de arena.

Una faena. La caída de Santiago, el virus...

La crono de Zaragoza...

Bonita, ¿eh? No tenía fuerzas. Llevaba tres días sin comer. Me acabó de rematar. No me subía ni el pulso, no cogía la cadencia. Yo quería salir vivo porque había pasado bien los Lagos. Pero el doctor Jesús Hoyos ya me avisó de que iba a ser imposible.

Quizá debería cambiar la estrategia, ¿no?

Para la próxima temporada quiero, efectivamente, cambiar los planes. Quisiera competir más, tener un primer pico de forma antes del Tour, en mayo. Mi deseo es volver a los planes de antes, que me permitían rendir más. Además, le quiero devolver la confianza al equipo por haberme renovado el contrato por dos años más.

¿Qué pruebas le quedan para cerrar la temporada?

En unos días correré la París-Bourges, la París-Tours y el Giro de Lombardía.